La CGT llevó adelante el acto del Día del Trabajador y criticó al Gobierno

Héctor Daer y Juan Carlos Schmid, dos de los jefes de la CGT junto a Pablo Moyano. | Foto:
 Clarín (Diego Díaz).Héctor Daer y Juan Carlos Schmid, dos de los jefes de la CGT junto a Pablo Moyano. | Foto: Clarín (Diego Díaz).

El acto se realizó en el predio de Obras Sanitarias. Con Schmid como único orador del triunvirato cegetista, reclamó que “media población tiene problemas para llegar a fin de mes”.

En el mediodía de hoy, la CGT realizó el tradicional acto de festejo del Día del Trabajador, como todos los 1º de Mayo. Luego del último acto llevado a cabo a principios de marzo donde se produjeron incidentes con motivo de la postergación de un paro general nacional conducido por la central unificada, éste se desenvolvió con normalidad y con las críticas previstas al modelo económico.

La sorpresa del mediodía estuvo marcada por la ausencia del triunvirato completo que conduce la central unificada. Carlos Schmid se encargó del discurso oficial a los trabajadores. Éste sostuvo que la unidad surgió “tratando de dar una respuesta a un gobierno electo por la voluntad popular, pero que ha puesto en marcha un trazado económico que ninguno de nosotros comparte y ese ejemplo debería ser visto con mucha atención por parte de la política y por otros actores de la vida nacional”.

En este sentido, Schmid criticó la apertura de “las importaciones que estrangulan la producción nacional particularmente en el rubro textil, del calzado y los metalúrgicos, constituyen y siguen manteniendo la vigencia de los reclamos que dieron lugar al paro del 6 de abril”. Además sostuvo que  “todos los sindicatos advertimos sobre las consecuencias que iba a traer este trazado económico, la quita de las retenciones al campo y a las corporaciones mineras, el aumento generalizado del cuadro tarifario, los aumentos de precios de la canasta básica que ha convertido a los supermercados en creadores de superganancias, los intentos de ponerles techo a las paritarias y el tema educativo”.

A pesar de no nombrar explícitamente los incidentes de marzo, el triunviro expresó que “esa actitud responsable de la CGT ha sido respondida con críticas por izquierda y por derecha, desde las usinas ideológicas de todo tipo. Desde los sectores oficiales, desde comentaristas que no entienden o que quieren empujar a una situación alocada hemos recibido ataques, difamaciones y cuestionamientos de todo tipo por haber mantenido esta madurez”.

Con mayor énfasis sostuvo: “¿Quién puede sostener en la Argentina que con media población que tiene dificultades para llegar a fin de mes puede creer en una democracia y en la República? ¿Quién carajo puede sostener que eso es viable en este momento de la historia?”.

SEPA MÁS: El movimiento obrero contra las políticas de ajuste del Gobierno

La ministra Patricia Bullrich, titular de la cartera de Seguridad, estuvo presente en el discurso del dirigente, a quien Schmid le exigió que “el conflicto social no se resuelve con palos ni con gases, el conflicto social es una consecuencia del malestar que tiene nuestra sociedad y lo digo con todas las letras: Si quieren resolver los problemas sociales no se pueden resolver con una escalada represiva y los problemas se resuelven en el diálogo y con el acuerdo, nunca con los palos ni los gases”.

Por otro lado, el Secretario General Héctor Daer, estuvo presente luego de una gira por la OIT. Aterrizó por la mañana, luego de concurrir a una “paritaria mundial” del sector que conduce. Sin hacer declaraciones oficiales, tuvo un breve intercambio una vez finalizado el acto con la prensa. En el mismo no realizó declaraciones que difieran de su colega Schmid, siguiendo la línea de crítica al modelo económico.

Hugo Moyano, quien lentamente parece alejarse de la conducción gremial, estuvo presente en la platea. Su hijo Pablo estuvo sentado en la mesa que compartió en el escenario con los dos triunviros presentes. El tercero, Acuña, no concurrió sorprendentemente al acto, y su lugar ocupado por Pablo Moyano. El ex secretario general de la CGT y líder de Camioneros tampoco se dirigió a los trabajadores pero respondió algunas preguntas a la prensa desde su automóvil. Al ser consultado sobre su opinión con respecto al rumbo económico dijo que “la única verdad es la realidad, decía el general, y la verdad es que cada vez hay más desocupación y menos trabajo, está muy lejos de lo que prometió el gobierno”. Luego refiriéndose a la represión afirmó que “los palos y gases arriba engendran la violencia abajo, lo dijo el general” en referencia a Juan Domingo Perón.

Schmid compartió el escenario de Obras por los dirigentes Sergio Romero, Héctor Daer, Pablo Moyano, José Luis Lingeri, Abel Frutos, Amadeo Genta, Luis Hlebowicz, Argentino Geneiro, Jorge Sola, Andrés Rodríguez, Hugo Benítez, Guillermo Imbrogno, Luis Cejas, Juan Pablo Brey, Juan Martini, Noé Ruiz, Omar Plaini, Julio Piumato y Víctor Santamaría.

Comentarios
Compartir TWEET PIN Compartir Logo WhatsApp