En el Congreso, Macri dio inicio a la campaña electoral 2017

Mauricio Macri ante la Asamblea LegislativaMauricio Macri ante la Asamblea Legislativa

El Presidente de la Nación concurrió al Congreso con motivo de la apertura de sesiones ordinarias. Un discurso calcado al de 2016 basado en slogans de campaña, y un particular esfuerzo por ensanchar la grieta. Encendido como pocas veces, Macri le pegó hasta a los docentes, y dejó de manifiesto su estrategia electoral de cara a las elecciones de octubre.

Como cada 1º de marzo, el Presidente de la Nación, se apersonó en el Congreso donde, ante la Asamblea Legislativa, pronunció su discurso para dar inicio a las sesiones ordinarias del corriente año.

El año pasado, a menos de tres meses de haber llegado al poder, Macri centró su discurso en dos ejes: la “pesada herencia” recibida, y las promesas que había realizado en campaña. El optimismo y la esperanza, eran las cartas de un Presidente que tenía toda su gestión por delante.

En aquella oportunidad aseguró: “quiero ser claro sobre el punto de partida, ya que venimos de años en los que el Estado ha mentido sistemáticamente, confundiendo a todos y borrando la línea entre la realidad y la fantasía. Así, la credibilidad y la confianza fueron destruidas. Encontramos un Estado desordenado y mal gestionado, con instrumentos de navegación rotos, se ocultó información, faltan documentos, no hay estadísticas, cuesta encontrar un papel.”. Seguidamente, su discurso se basó en dar números y explicar todos los males de la “pesada herencia” recibida en materia de economía,educación, salud, transporte, infraestructura, etc. Al mismo tiempo, acusó al Gobierno saliente de haber dejado el país en ruinas por “desidia o la incompetencia, o  complicidad”.

En aquella oportunidad, el Presidente enfatizó en uno de sus slogan de campaña, “unir a los argentinos”, y se comprometió a “cerrar la grieta”.

Un año después, con 15 meses de gestión en sus espaldas, Macri se presentó nuevamente en el Congreso para iniciar el período de sesiones ordinarias. Sin embargo, dio la impresión de que Macri estaba inaugurando oficialmente la campaña electoral de cara a las legislativas de octubre. Mismos argumentos, pesada herencia, críticas a la oposición y promesas relanzadas.

Macri aprovechó cada ítem a desarrollar, para hablar del gobierno anterior: “hasta hace poco tiempo, el Estado manipulaba sus estadísticas públicas. Hoy los argentinos tenemos estadísticas confiables, algo indispensable, porque necesitamos saber dónde estamos parados.”

Con los ojos puestos en octubre, volvió a intentar llegar al electorado con un mensaje grandilocuente, pero que en los papeles, poco se está haciendo para ir en esa dirección:”tenemos que ser la generación que se anime a cambiar la Argentina, que sea capaz de mirar al siglo XXI y proyectar una Argentina democrática, integrada, justa y protagonista.

Con el discurso del Presidente, quedó demostrado cual será la estrategia del oficialismo: la misma que le dio el triunfo en 2015, es decir, polarizar con el kirchnerismo. Desde el Gobierno se juegan una parada difícil en octubre, y las encuestas al día de hoy no acompañan. ¿La grieta? Cada vez mas ancha.

 

 

 

Comentarios
Compartir TWEET PIN Compartir Logo WhatsApp