EEUU: Crean una comisión especialmente dedicada a investigar si Trump comprometió la seguridad nacional del país

Foto: CNNFoto: CNN

El pasado 9 de mayo, el presidente Donald Trump se reunió con el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov  y el Embajador de Rusia ante los Estados Unidos, Sergei Kislyak. En dicho encuentro, Trump habría compartido datos importantes relativos a la seguridad nacional de su país.

Se suele decir que la política madre en el país del norte es la política exterior. La campaña de Trump tuvo una importante influencia en este sentido  ya que una de las propuestas del magnate giraba en torno a un posible aislamiento externo de los Estados Unidos, una política hacia dentro, intentando despegarse de la gran presencia en el plano internacional que mostró la administración Obama, con Hillary Clinton a la cabeza dirigiendo la posición norteamericana fuera de sus fronteras.

Sin embargo, desde su asunción a la Casa Blanca, Donald Trump sigue demostrando que la política externa marca el rumbo en el hemisferio norte.

En un principio, con la sospecha de infiltraciones y hackeos a la rival demócrata Hillary Clinton, donde las sospechas eran dirigidas hacia Rusia. Luego, las intervenciones directas en los conflictos relacionados con Syria y Corea del Norte.

En esta ocasión, Rusia vuelve a tener protagonismo a raíz de una serie de tweets que llevan la firma del multimillonario presidente norteamericano. En su cuenta oficial Trump declaró haber compartido información confidencial al canciller ruso Lavrov con respecto a la delicada situación que se vive en Oriente en una búsqueda de aunar esfuerzos para combatir el terrorismo.

Este hecho público generó un gran revuelo interno, quizás con mucha más fuerza y crítica que a la respuesta misilistica desarrollada en Syria. El motivo de la importancia del acto llevado a cabo por el presidente de los Estados Unidos, quien se jactó de tener el derecho a hacerlo, es que se estarían comprometiendo a fuentes de inteligencia infiltradas en el ISIS. Estas fuentes que son las que advirtieron a Estados Unidos sobre la posibilidad de una amenaza relacionada con el uso de computadoras portátiles en aviones, en las cuales podrían instalar artefactos explosivos.

Esta reunión, además, fue llevada a cabo un día después de que fuera despedido el director del FBI, James Comey, quien estaba a cargo de la investigación del supuesto hackeo ruso a la campaña de la demócrata Hillary Clinton, en las pasadas elecciones presidenciales.

“¡Ésta es la mayor caza de brujas individual de un político en la historia estadounidense!”, escribió Trump en Twitter, un día después de que el ex director del FBI, Robert Mueller, fuera designado como investigador especial de la supuesta injerencia rusa en las elecciones estadounidenses. Mueller fue nombrado por el Departamento de Justicia, a cargo del Ejecutivo Nacional, por lo que las especulaciones a raíz de un supuesto conflicto de interés no tardaron en llegar.

Desde Rusia, las repercusiones no se hicieron esperar y fue el mismo presidente Vladimir Putin quien en conferencia de prensa se refirió a los hechos sosteniendo que no tendría ningún problema en presentar transcripciones escritas de la reunión o una grabación completa de la misma. “La situación en Estados Unidos es de esquizofrenia política” declaró. Luego demostró un irónico enojo hacia su Canciller por no revelarle qué datos comprometió Donald Trump en la reunión.

Comentarios
Compartir TWEET PIN Compartir Logo WhatsApp