Nicolás Rodríguez Saá: “Macri logrará la unidad del peronismo”

casa-san-luis

A pocos días de asumir como Director de la Casa de San Luis en Buenos Aires, Nicolás Rodríguez Saá nos comparte a través de una entrevista con El Mapa Político su opinión sobre la política actual de su provincia y el país. Portador de un apellido histórico, este joven militante forma parte de la nueva generación política argentina que comienza a colocar su impronta en la gestión.

-Para comenzar, ¿nos podrías contar del trabajo que se hace en la Casa de San Luis?

Nicolás Rodríguez Saá en el Hotel La Barca donde se alojan los niños en tratamiento oncológico.

Nicolás Rodríguez Saá en el Hotel La Barca donde se alojan los niños en tratamiento oncológico.

-En la Casa de San Luis atendemos diversas temáticas, se fomenta el turismo de la provincia para que la gente conozca nuestras ciudades, las cuales son muy lindas para el paseo, vacacionar o descansar. Por otro lado, se pueden pagar las rentas de los ciudadanos que tienen algún terreno o propiedad en San Luis, se atienden los juicios de la provincia desde el área de legales, se promociona la cultura y el arte, se contiene al puntano que está de paso por Buenos Aires, y para mí lo más importante la tarea de salud y acción social que se encarga de recibirlos cuando vienen a los hospitales de la Ciudad de Buenos Aires, son pacientes oncológicos o niños que esperan algún trasplante, nuestra provincia les paga el traslado, el hospedaje, y desde la Casa de San Luis se gestionan vouchers para alimentos, los contenemos y  facilitamos herramientas, ya que ellos en su mayoría vienen desprovistos de cualquier recurso económico.

-¿Qué evaluación hacés de los primeros 15 meses de la gestión de Mauricio Macri?

-Creo que los funcionarios del gobierno no tienen experiencia en la administración pública porque tienen un perfil empresario de maximizar beneficios. Quiero ser inocente y pensar que vinieron a hacer las cosas bien, que venían a transformar, pero creo que a los primeros meses de gobierno se dieron cuenta que había que armar proyectos a mediano y largo plazo, pero se quedaron con el blindaje mediático, con los negocios y rápidamente decidieron gobernar para sectores muy chicos, como el agropecuario y el financiero. De hecho no es casualidad que hoy en día la Toyota Hilux sea la camioneta más vendida de la Argentina. Siempre que se gobierna hay ganadores y perdedores, en cualquier color político, ellos decidieron que gane un sector muy chiquito de la sociedad y que pierda el pueblo. Lo inteligente de la gente será si en octubre vota a favor del mismo pueblo, rechazando este tipo de políticas, o si cree que ese pueblo va a ser parte de ese 8% que se está enriqueciendo. No hay que dejar de lado que hay aspiraciones, hay manipulación mediática, y mucha gente que por status social acompaña al gobierno creyendo legítimamente que puede ser parte de ese sector más rico de la Argentina.

-¿Cómo está la situación económica en San Luis y cómo repercute la política del Gobierno Nacional en la provincia?

-Las políticas públicas del macrismo están afectando a la provincia, hay suspensiones y despidos en empresas privadas y en industrias. En este marco, el gobernador Alberto Rodríguez Saá impulsó una política anticíclica, entendiendo que hay que inyectar dinero al mercado para que haya consumo y para que se produzca más empleo, y de este modo frenar la ola de despidos. No solo eso, sino que generó una canasta básica provincial y un acuerdo con sindicatos y empresarios sobre los precios de los alimentos. Entendemos que la situación es muy compleja, hoy quedarse sin trabajo en la Argentina es prácticamente que te dejen al borde de la exclusión. Una de las peores cosas que le puede pasar al ser humano es perder el autoestima, eso genera el Gobierno Nacional. San Luis apunta a todo lo contrario, a levantar el autoestima, por eso los que menos ganan recibieron un aumento del 60% en su salario, y esto se logró gracias a dos cosas: primero, la provincia nunca se endeudó, y en segundo lugar, gracias a la planificación, al pensamiento estratégico. Por ejemplo, el gobierno provincial ya se encuentra trabajando  en el bono de fin de año por si después de las elecciones se produce un tarifazo o una devaluación, como vienen advirtiendo. Por otra parte, hay que destacar los gestos humanitarios del gobernador con los refugiados, es algo conmovió a todo el pueblo puntano. Todos estamos participando del corredor humanitario en el que hoy se transformó San Luis recibiendo a los refugiados de la guerra en Siria. Sin embargo, hay mucha gente que por desinformación cree que se le está sacando plata de sus impuestos, pero la verdad es que existe un programa que se autoabastece con la ayuda de todas las personas, y en realidad muchísimo lo que nos dan los refugiados a nosotros. La situación de los refugiados en otras partes del mundo es muy difícil, muchas mujeres refugiadas son violadas, padecen de toque de queda en los campos para refugiados, en los hospitales no los atienden, es durísimo. Hoy el Mar Mediterraneo es un cementerio de niños, esto se ve a diario. Este programa es un pedido del Papa Francisco al gobernador para buscar una solución a una problemática mundial. Es importante que todos entendamos lo mismo: no nos están sacando nada, sino que nos están brindando un montón de valores solidarios, lo cual hoy en día es muy importante para nuestro país. Tenemos un Gobierno Nacional que permanentemente trata de dividirnos, el sindicalismo lo sufre, la cultura y la política misma también. Este gesto que tenemos los puntanos con los refugiados apunta justamente a todo lo contrario.

-¿Qué análisis hacés de las próximas elecciones en San Luis y particularmente en la provincia de Buenos Aires?

-El peronismo se tiene que hacer valer en cada territorio, estoy convencido que en San Luis si es candidato el Adolfo (Rodríguez Saá) va a ganar y obtener los senadores por la mayoría porque el pueblo sabe todo lo que se hizo en la provincia por ellos. No solo lo que se hizo sino lo que se va a hacer: en Villa Mercedes se está haciendo un estadio, una pista de automovilismo y un centro deportivo de alto rendimiento llamado “La Pedrera”. Hay muchos proyectos para realizar autopistas y planes de vivienda que se van a seguir fomentando. Entonces el pueblo va a votar a futuro, sabiendo que los Rodríguez Saá son una garantía para todos. A nivel nacional creo que el peronismo tiene que apoyarse en este tipo de dirigentes, los que cuidan el territorio y a la gente. En Buenos Aires tenemos que volver a la tradición de la provincia peronista. Hoy la está gobernando la ex vice jefa de la Ciudad de Buenos Aires, que desconocía completamente la provincia que hoy mismo gobierna. Esto nos tiene que llevar a un nuevo nivel de madurez política. Si hay internas, sería bueno que no salgan a matar a su rival de las PASO porque puede pasar lo mismo que con Aníbal Fernández y Julián Domínguez, que ninguno de los dos estuvo a la altura de las circunstancias, porque se quedaron en la interna. En el peronismo tenemos que volver a la consigna que dice que “el que gana conduce y el que pierde acompaña”, esto se logra si en los meses previos de campaña no nos matamos entre nosotros y nos enfocamos en mostrar todas las faltas que sufre la gente por culpa de la gestión de Cambiemos. Todavía falta para llegar a ese momento de maduración, pero estoy convencido de que la gestión del Gobierno Nacional es tan mala que Macri logrará la unidad del peronismo y vamos a ganar las elecciones en octubre.

-¿Cuál es la relación del gobernador Alberto Rodríguez Saá con el kirchnerismo y qué rol juega en la unidad del peronismo?

-Para mí fue muy importante la reunión de Alberto en el Instituto Patria, si bien el no formó parte del gobierno de Néstor Kirchner y tampoco en el de Cristina Fernández de Kirchner, entiende que el macrismo está quitando tantos derechos que el peronismo se tiene que unir. Yo creo que él respeta mucho la figura de la ex presidenta y ella lo respeta a él, es un reconocimiento mutuo. En unos días dará una charla sobre refugiados en el Instituto Patria y es probable que esté presente Cristina. Me parece que el kirchnerismo también entiende que se debe apoyar en el peronismo. Para Alberto el PRO en 2017 es una boleta de hambre y ajuste, por eso debemos unirnos. La gestión de los Rodríguez Saá en San Luis es la mejor del país, y lo bueno de Alberto para la unidad del peronismo es que no quiere conducir esa unidad sino fomentarla. Como un joven militante pienso que la construcción política de Alberto Rodríguez Saá con la ex presidenta me sintetiza mucho. Que los dos se unan con un “no a Macri”, un no que también significa un “no a los despidos”, un “no al ajuste”, ub “no a la persecución política”, y un “no a la Argentina con presos políticos”.

Comentarios
Compartir TWEET PIN Compartir Logo WhatsApp